Mariposa, poema, de Ida Vitale


En el aire estaba

impreciso, tenue el poema.

Imprecisa también

llegó la mariposa nocturna,

ni hermosa ni agorera,

a perderse entre biombos de papeles.

La deshilada, débil cinta de palabras

se disipó con ella.

¿Volverán ambas?

Quizás, en un momento de la noche,

cuando ya no quiera escribir

algo más agorero

acaso que esa escondida mariposa

que evita la luz,

como las Dichas.

 

De Procura de lo imposible, 1998