Aforismos de Lenguaraz, de Erika Martínez


¿Qué quiere el anzuelo?

*

El mar es un monólogo interior.

*

En el aire hay tres tipos de pasajeros: los que desconfían de las máquinas, los que desconfían de los seres humanos y los que desconfían de la metafísica.

*

El lector codicia esa ráfaga.

*

La grieta urgente del cascarón quita el sueño a los que van a morir.

*

La soledad regresa del frente cuando dejas de esperarla.

*

Un precipicio es una cumbre interior.

*

Las ideas que ya reposaron despegan repentinamente de nuestra rama y la dejan vibrando.

*

Una persona que camina con entusiasmo huye de la muerte. Estar alegre debajo de estar asustada.

*

Perdonar como quien repuebla un bosque.

*

Un padre y una madre son una deuda que nos hace ricos.

*

Los hijos caminan hacia nosotros alejándose.

*

El aborto es un naufragio que te salva.

*

¿Qué poeta pronuncia la palabra política sin ruborizarse? ¿Qué político la palabra poesía? Escribir: trabajar el rubor.

*

La inmensidad puede emerger de un solo centímetro, de un clítoris, de un aforismo.

*

El feminismo es una carrera de relevos sin meta.

*

Los poetas dan mucha importancia a la poesía, los médicos a la medicina, los aforistas a su nariz.

*

Atraviesa el pincel lo que pinta y, sin embargo, se dobla sobre el lienzo.

*

Euforia: estímulo y visión.

*

Un rascacielos no es más sofisticado que una tela de araña, ni menos natural que ella.

*

Rencorosa y nostálgica, la civilización construye una pequeña ciudad en el interior de cada bosque y un pequeño bosque en el interior de cada ciudad.

*

Hacer nudos es mucho más fácil que deshacerlos.

*

Cada vez que escribo un aforismo se me cae una pestaña.

*

Pienso con los ojos, veo hacia el pensamiento.

*

Sólo la ciencia cree en el destino y en sus leyes inapelables. ¿Acaso deben caer estas pelotas que hoy lanzo por encima de mi cabeza?

*

El centro es una fuerza que prepara con paciencia sus fragmentos.

*

Una larga convalecencia engendra novelistas. La proximidad de una catástrofe, poetas. ¿De qué agujero salen los aforistas?

*

El secreto que más nos pesa es el que no tenemos. Inventamos secretos para sobrevivir.

*

Una autobiografía es un escondite muy sofisticado.

*

Del aire al agua, del ensayo a la poesía: zambullirse pensando en el trampolín.

*

El norte está en constante movimiento.

*

Todo el mundo cae. Sólo en algunos permanece la altura.

*

El arte se desvía para alcanzar el centro.

*

Todo corredor quisiera esquivar la meta.

De Lenguaraz, Valencia, Pre-Textos, 2011

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *