Anémona, de Ernesto Pérez Zúñiga


 

Los pájaros.

Bajo mis ojos

anidan.

En ellos entran por cazar insectos.

Si yo fuera esos pájaros

y tú fueras mis ojos.

Pero el pájaro engulle una luciérnaga

y yo me voy quedando ciego.

 

De Calles para un pez luna