[No te conozco aún], de Fernando Beltrán


 

No te conozco aún

y todavía te amo,

descifra esta agonía,

es dañino el amor y se contagia

si uno pisa descalzo el primer beso,

la maldición perpetua de dos tigres

condenados a amarse

a través de las rejas de sus cuerpos,

la gangrena de un hombre

y una mujer pudriéndose

a dos pasos del agua,

con los ojos enormes de los peces

arrojados aún vivos en la arena

 

De Amor ciego