[Esta pena amarilla], de Fernando Beltrán


 

Esta pena amarilla

de ponerme a escribir

anoche y de esta forma,

como un suicida absurdo

que no tuvo siquiera la prudencia

de arrojarse al vacío

tras convocarte a ti

y así vivir después

de haber muerto de amor

a traición y a sabiendas

de que esperaba el mar,

extraño verbo

 

De Amor ciego