[El suplicio de la lengua], de Iury Lech


 

XXIX

 

El suplicio de la lengua pervive

Para castigar por el punto bien tensado

A quien se niega al susurro clandestino

De un animal atrapado en su instinto

Cierzo que el hocico explora

Como un gusano a la mujer en su desidia

Exceso comparable al de existir

En la sobreabundancia de claves ciegas

La poesía también es rueda cuya gravedad transitan

Todas y ninguna de las formas antes penetradas.

 

De Hiberpoiesis

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *