La tela de araña, de Inma Chacón


 

No puede repararse

con las manos

una tela de araña.

 

No hay dedos

tan exquisitos.

 

De Antología de la herida