El cántaro, de José Ángel Valente, leído por Claudio Rodríguez


El cántaro que tiene la suprema

realidad de la forma,

creado de la tierra

para que el ojo pueda

contemplar la frescura.

 

El cántaro que existe conteniendo,

hueco de contener se quebraría

inánime. Su forma

existe solo así,

sonora y respirada.

El hondo cántaro

de clara curvatura,

bella y servil:

el cántaro y el canto.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *