Llegó aquí después, de Luis Rius, leído por Ángel González


Llegó aquí después
o antes, a destiempo,
Erró los caminos
y los paralelos
y los meridianos
los mundos enteros.

Él iba a otro mundo

Llegó aquí. Extranjero
fue de sus palabras
y de sus silencios,
de todas sus horas
de su mismo cuerpo.

Él iba a otro mundo.

Llegó aquí. Y ha muerto
un día cualquiera,
en cualquier momento,
antes o después,
pero no a su tiempo.

Él iba a otro mundo.
Lo desvió el viento.