Las cicatrices, de Piedad Bonnett


 
No hay cicatriz, por brutal que parezca,
que no encierre belleza.
Una historia puntual se cuenta en ella,
algún dolor. Pero también su fin.
Las cicatrices, pues, son las costuras
de la memoria,
un remate imperfecto que nos sana
dañándonos. La forma
que el tiempo encuentra
de que nunca olvidemos las heridas.
 

De Explicaciones no pedidas, 2011

 
 
Nota: Piedad Bonnett (Colombia) obtuvo en 2014 el Premio Honorífico de Poesía José Lezama Lima (Cuba), con su poemario Explicaciones no pedidas (2011), otorgado por Casa de las Américas.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *