Álvaro Mutis


Álvaro Mutis (Bogotá, 1923-Ciudad de México, 2013) fue un poeta, novelista y periodista colombiano. Publicó sus primeros poemas y críticas en la revista Vida y en los suplemento literarios de los diarios El Espectador y La Razón. En 1947, en colaboración con Carlos Patiño, y con ilustraciones de Hernando Tejada, publico su primer libro de poemas, La balanza. Posteriormente, se vinculó a los poetas en torno a la revista Mito, fundada en 1955 y dirigida por Jorge Gaitán Durán, y continuó publicando poesía, con títulos como Los elementos del desastre (1953) —donde aparece por vez primera el mítico personaje de Maqroll el Gaviero—, Memoria de los hospitales de ultramar (1959) o Los trabajos perdidos (1965). Reunió, en 1973, el trabajo poético que abarca el periodo 1948-1970 en Summa de Maqroll el Gaviero. Le siguieron Caravansary (1982), Los emisarios (1984), Crónica regia y alabanza del reino (1985) y Un homenaje y siete nocturnos (1987).

     Considerable es, asimismo, su escritura en prosa, que se inició en 1960 con el Diario de Lecumberri, fruto de su estancia en la cárcel de nombre homónimo, que, más tarde, pasaría a titularse Cuadernos del Palacio Negro; de igual modo, destacan novelas como Ilona llega con la lluvia (1988), Un bel morir (1989), La última escala del Tramp Steamer (1990), Amirbar (1990) y Abdul Bashur, soñador de navíos (1991).

     Traductor de Valéry Larbaud, Aimé Césaire, Drieu la Rochelle y César Moro, escribió también artículos y ensayos recogidos en De lecturas y algo del mundo (2000), y su trayectoria literaria fue distinguida ampliamente con el Premio Nacional de Letras de Colombia (1974), el Premio Nacional de Poesía de Colombia (1983), el Premio Roger Caillois (1993), otorgado por la ciudad de Reims por el conjunto de su obra; el Premio Príncipe de Asturias de las Letras (1997), el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (1997) o el Premio Cervantes (2001) por su aportación a la literatura en lengua española, entre otros.

Contribuciones

Número 13 – Las formas del agua. Mito y poesía: Un bel morir…

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *