La orquesta, Un poeta antiguo, J. W. y Admira y huye, de Jesús Munárriz


 

 
 
J. W.

Otro poeta acaba de morir.
Veo su foto y leo en el diario
su necrológica.
Sólo había leído antes de él
un par de poemas.
Ahora su último libro entre mis manos
me habla de cómo fue, me dice qué decía.
Y hay vida y hay belleza y hondura en sus palabras,
pero asoma la muerte con frecuencia
su descarnada risa
entre sus versos.

De Va por ustedes (col. La Palma, Ediciones La Palma, 2009)

 
 
 
 
Admira y huye

Si un día, de improviso, por la calle
te asalta la belleza
encarnada en un cuerpo
deslumbrante,
con la injusta, absoluta prepotencia
que da la perfección formal
a quien la ostenta,
tras admirar, defiéndete alejándote.

Arma con la hermosura sus trampas el destino
y el que en ellas se enreda
suele salir, si sale,
escarmentado,
engañado, dolido,
con mala, con muy mala opinión
de la belleza y sus encarnaciones
falaces, prepotentes, injustas, engañosas.

De Va por ustedes (col. La Palma, Ediciones La Palma, 2009)