Los comedores de patatas, [Parroquiano] y [Creación], de Elvira Hernández


 

Vicent van Gogh, «Los comedores de patatas», 1885.


 
 
 
 
los comedores de patatas
 
 
la oscuridad no se ha disipado
los acentuados watts corretean las sombras
que por naturaleza no ceden
 
los variados tubérculos hacen su recorrido por el mundo
y no es visible la mano que los aporca
 
cada esquina tendrá no lo dudo
un sartén por el mango
donde las papas se fríen
casi por sí mismas
 
no es necesidad sentarse a una oscura mesa
a tantear palabras de apoyo
la sal de la vida
 
hay que comer algo mientras se camina
mientras se besa
mientras se atornilla
 
increíbles días donde no se para
donde no se ve
donde no se siente
 

De Un fantasma recorre el mundo

 
 
 
 

Juan Mochi, «Parroquiano».


 
 
Parroquiano: estás en tu casa
          Este rincón de nadie
               Y en confianza
Pierde tu cabeza por un rato si vives
               Para quebrártela
 
Querida bestia humana
            Monolito de sexo raído
                 Haz pacto con el diablo aquí
                      En Mencia de los Nidos
 
Juan Mauro Bío-Bío canta una copla y
                                             Una copa
La Mujer Pública N.° 1 hace remate
                                       De su mercadería
El Hombre de la Calle Licitada se arregla
                                         Los bigotes
 
Juntos nos vamos por las anchas alamedas
                    De la vida alegre
 
 
                                  (continuará)
 

De Álbum de Valparaíso

 
 
 
 

Remedios Varo, «Creación de las aves», 1957.


 
 
 
 
CREACIÓN no es asunto de
pequeñodios en primera persona
& mucha vocería. Es obra de
pájaralechuza ojos entornados
callado el pico.
 
Ventanas abiertas habrá para
el posar desvelo emerger de
el ave ignota de la creación.
 
Transfusión de oscuridad al
matraz de colores. Luz estelar
a la visión. Pulso musical en el
 
trazo. Instante de quietud
química alquímica y ya
echarse a volar del encuadre de
                    Remedios Varo.
 

Inédito