Introducción


 
Un recital colectivo implica la feliz confluencia de voces heterogéneas, reunidas en un solo espacio, que nos devuelven una experiencia irrepetible. Para ello, los cuatro poetas asistentes, Susana Villalba, Esther Ramón, Juan Malpartida y Jordi Doce, partieron de los versos de Octavio Paz, como en un credo estético: «Altos muros del agua, torres altas, / aguas de pronto negras contra nada, / impenetrables, verdes, grises aguas, / aguas de pronto blancas, deslumbradas».