Esta luz, de Antonio Deltoro


En el fondo del patio se serenan
el helecho, la hierba, el moscardón
que hace seis horas era el calor y la energía sorda.
Descansa la luz de todo el día
alrededor de los objetos, fuera del lustre,
ausente del vigor, tranquila.
Descansa la luz de sí misma en la tarde
y da a lo que roza una dignidad dorada y enfermiza.
La luz descansa en la luz
y adopta una calidad de baño de oro y de madera.
El gato prefiere esta luz,
se esconde el cazador mejor en esta luz,
pero a mí me gusta el vigor y el moscardón zumbando.
Esta luz es la antesala de la otra,
que es la antesala de la otra,
que es la antesala de la noche.
La luz del mediodía es ella misma.
En esta luz de las seis hay una que contiene
el hilo de seda que ahorcará a este día.
Yo desconfío de esta luz que como el gato
se mueve hermosa y lentamente.
 
 
 
 
Nota: Antonio Deltoro obtuvo en 2015, junto con la poeta venezolana Yolanda Pantin, el Premio Poetas del Mundo Latino Víctor Sandoval (México), otorgado por el Seminario de Cultura Mexicana y el Instituto Cultural de Aguascalientes.
 
 
 
 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *